Pedacitos de Felicidad

Hace mucho tiempo leí en algún blog, sobre las cosas sencillas y cotidianas a esa persona feliz. Me sentí identificada con ese artículo, aquí algunas de pequeñeces que disfruto mucho y me hacen feliz:

el olor que queda en la casa después de quemar un incienso…

el sonido de la lluvia…

ver las gotas del rocío en las plantas…

disfrutar de una taza de té caliente en un día de invierno…

cultivar una planta, verla crecer y florecer…

los amaneceres y atardeceres desde mi balcón...

caminar después de una nevada…

Desde entonces, he tratado de estar consciente de esas pequeñas y simples cosas que me sacan una sonrisa, un suspiro y hasta un recordatorio que la vida es maravillosa. Por muy duro que nos parezca algunas situaciones, siempre habrá pequeños obsequios para aterrorizarnos en el presente y darnos esperanzas para el futuro.

Hoy mi tarde estuvo llenas de esos pequeños regalos. Lluvia refrescante, un viento fresquito, una taza de té verde deliciosa, el olor de incienso por toda mi casa y el entusiasmo de organizar nuevos proyectos para el año próximo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s